Top
Andes – Julieta Muñoz
fade
52
archive,tag,tag-andes,tag-52,mkd-core-1.1.1,mkdf-social-login-1.2,mkdf-tours-1.3.1,voyage-ver-1.5,mkdf-smooth-scroll,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-breadcrumbs-area-enabled,mkdf-header-standard,mkdf-sticky-header-on-scroll-up,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-default,mkdf-fullscreen-search,mkdf-fullscreen-search-with-bg-image,mkdf-search-fade,mkdf-medium-title-text,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive
4 Dec

Los osos andinos de Quito

La semana pasada tuve la oportunidad de viajar con un grupo de investigadores que hace dos meses inició un proyecto de conservación del oso andino en los páramos orientales de Quito. La salida de campo de 4 días tenía como objetivo revisar las cámaras trampa que se colocaron en sitios estratégicos para obtener información sobre la población de osos en esta zona. Con los resultados obtenidos se espera desarrollar programas de educación ambiental en las comunidades locales que fomenten la protección de esta especie vulnerable. Panoramas andinos en las afueras...

30 Apr

Chimborazo, closer to the sun

Meet-up at the parking lot on Shyris Avenue at 10 am. After some delays and technical stops, we were all set and ready to drive south. We stopped for lunch in Ambato city. Our lead guide assured us that he knew just the perfect place for a hearty lunch. He wasn't mistaken. We ate at Los Cuyes Restaurant, which specializes in roasted guinea pig and rabbit. As an aspiring vegan, I was not thrilled, but I must say that everyone's meal looked good. I had a big salad with broad...

Antisana
26 Dec

Antisana: entre lágrimas y esplendor

A esa velocidad, la nieve se sentía como trozos de vidrio golpeando contra el rostro. Pero era imprescindible caminar con el cuerpo virado hacia ese lado para poder descansar el pie izquierdo por un momento, y luego cambiar al otro lado para descansar el derecho. Y así prosiguió el ascenso del Antisana, trepando recto, a veces en zig zag, con la nieve de agujas y el viento frío que daba la sensación de estar a -10ºC. Gracias a los guantes prestados, los que se llevó al Everest, jamás se me...